Methylphenidate Long-Acting

METHYLPHENIDATE LONG-ACTING

Methylphenidate Long-Acting

En esta sesión, vamos a discutir la información de medicamentos del consumidor para methylphenidate long-acting, nombre comercial Ritalin-LATM.

Para que sirve & Como tomarlo

Methylphenidate long-acting es utilizado en adultos y niños mayores de 6 años de edad para tratar el trastorno por deficit de atención con hiperactividad (TDAH). Methylphenidate long-acting es empleado junto con asesoramiento para ayudar a crear un plan de tratamiento completo para el paciente. Este medicamento funciona en su cerebro.

Methylphenidate long-acting puede ayudarlo a mantenerse concentrado en tareas mientras que también ayuda al comportamiento. Este medicamento también puede ayudarlo a mantenerse organizado y a escuchar mejor.

A diferencia de la forma de liberación inmediata de methylphenidate, la forma de liberación prolongada no es utilizado para tratar trastornos del sueño.

Methylphenidate long-acting se toma generalmente a primera hora de la mañana, con o sin comida. Si este medicamento le causa malestar al estómago o disminuye el apetito, tómelo después de una comida o un bocadillo. No triture ni mastique la tableta, al hacer esto le daría la dosis entera de una vez y causaria efectos secundarios peligrosos. Si no puede tragar la píldora, abra la cápsula y vacíela en una cucharada de puré de manzana justo antes de tomar su dosis. Trague sin masticar. Siga la dosis con un vaso de agua.

Su dosis se basa en su condición y respuesta al tratamiento. Su médico puede incrementar su dosis en un par de semanas o meses. Si se olvidó de tomar una dosis, tómela tan pronto lo recuerde. Si se encuentra cerca de la hora de la siguiente dosis, espere y continúe con su dosis normal. No tome una dosis doble para compensar la dosis olvidada.

Si usted ha tomado este medicamento durante un largo tiempo, puede notar que no parece estar funcionando tan bien. Comuníquese con su médico para discutir las opciones. Su médico puede suspender su medicamento durante un corto período de tiempo para ver si todavía lo necesita.

Si ha tomado este medicamento durante un largo tiempo o en una dosis alta, no deje de tomarlo de manera repentina porque puede causar síntomas de abstenencia desagradables como cambios de ánimo con depresión o pensamientos suicidas. Es posible que su médico le haga disminuir su dosis de methylphenidate long-acting durante un par de semanas o meses.

Advertencias Más Importantes

  • El mal uso o abuso de methylphenidate long-acting puede resultar en serios problemas del corazón y presión arterial.
  • Este medicamento puede formar hábitos y debe utilizarse con precaución en cualquier persona con antecedentes de abuso de alcohol/drogas o trastornos mentales/del estado de ánimo.
  • El uso a largo plazo puede llevar a la tolerancia y dependencia mental y pueden ocurrir episodios psicóticos.
  • El seguimiento por su médico es requerido durante el retiro del medicamento; puede ocurrir depresión severa, el retiro después del uso a largo plazo puede revelar otros problemas que requerirán de seguimiento.
  • Converse con su médico acerca de como controlar su ritmo cardiaco y presión arterial cuando inicie este medicamento.

Otras Advertencias & Precauciones

  • Rara vez, este medicamento puede causar búsqueda de drogas o comportamiento adictivo. El riesgo se incrementa si tiene antecedentes de abuso de alcohol o drogas. Si usted sigue las instrucciones en la etiqueta y se mantiene en comunicación con su médico y farmacéutico entonces las posibilidades de adicción son menores.
  • Si un niño utiliza methylphenidate long-acting durante un largo tiempo, es posible que su tasa de crecimiento, peso y futura altura de adulto puede verse afectada. El médico de su hijo puede detener el medicamento de vez en cuando por cortos períodos de tiempo para reducir este riesgo. Si su hijo está tomando este medicamento, hable con su médico acerca de esto y monitoree la altura y el peso de su hijo.
  • No conduzca ni realice alguna actividad que requiera concentración y atención hasta que se encuentre seguro que puede realizarlos sin ningún peligro. Limite las bebidas alcohólicas mientras tome methylphenidate de acción prolongada.
  • Los bebés nacidos de madres que están tomando methylphenidate long-acting están en riesgo. Este medicamento sólo debe usarse durante el embarazo cuando el beneficio para la madre es mayor que el riesgo para el feto.
  • Methylphenidate long-acting pasa a través de la leche materna. Amamantar no está recomendado mientras esté tomando este medicamento.

Interacciones & Efectos Secundarios

  • Dígale a su farmacéutico o médico todas sus alergias a medicamentos para que puedan determinar si methylphenidate long-acting es seguro para que usted pueda tomarlo.
  • Evite interacciones peligrosas con medicamentos. Dígale a su farmacéutico o médico todos los medicamentos que se encuentra tomando, incluyendo suplementos de venta sin receta, incluso si no los toma con frecuencia.
  • Pregúntele a su médico si este medicamento es seguro para tomar con sus condiciones médicas actuales. Dígale a su médico si tiene presión arterial alta, problemas cardiacos, glaucoma, condiciones mentales o espasmos musculares.
  • Mientras tome metifenidato de acción prolongada usted puede sentirse nervioso, con pérdida del apetito, dificultad para dormir, mareos o náuseas. Si estos o cualquier otro efecto secundario no deseado persiste, comuníquese con su médico o farmacéutico.
  • Llame a su médico de inmediato si tiene latidos cardiacos extraños, cambios de ánimo importantes, movimientos musculares incontrolados o desmayos.
  • Llame a la emergencia 911 si tiene cualquier síntoma de un ataque cardiaco tal como dolor en pecho y en el brazo izquierdo, dificultad para respirar y sudoración o si tiene síntomas de un accidente cerebrovascular tales como debilidad en un solo lado de su cuerpo, discurso enredado, cambios repentinos en la visión y confusión.

Si tiene alguna pregunta sobre lo que ha escuchado, comuníquese con su farmacéutico o médico. Esta sesión no incluye todas las interacciones potenciales o efectos secundarios que este medicamento puede causar. Pregúntele a su farmacéutico como debe almacenar su medicamento y como debería disponer de este cuando termine de tomarlo. No comparta su medicamento con nadie, nunca. Recuerde, esto no reemplaza la sesión de consejería con su farmacéutico. En caso de sobredosis, llame a su centro de control de envenenamiento local al 1-800-222-1222

Actualizado 7/20